Te puede interesar

Sicarios dejan Sinaloa y forman su cártel en Edomex, de nombre rimbombante: “Nuevo Imperio” Featured

15 Oct 2017
54 times

De acuerdo con el Atlas de la Seguridad y la Defensa de México, en el 2006 sólo seis organizaciones dedicadas al tráfico de drogas fueron identificadas en el país , y cuatro años después aumentaron a 10. Después, un informe de la PGR de 2014 registró un total de nueve cárteles que controlaban 43 bandas criminales. Hoy, en cambio, hay 14 organizaciones criminales operando en 96 de los municipios del Estado de México, y 10 tienen presencia en las 16 delegaciones de la capital del país.

Por Elia Baltazar

Los cárteles del narcotráfico en México son como la Hidra. En una década que ha costado al país 193 mil muertos y 30 mil desaparecidos– según cifras oficiales– los grupos criminales se expandieron y fragmentaron.

No hay una cifra oficial ni consenso entre los especialistas. Pero recientemente Francisco Torres Landa, secretario general de la fundación México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), aseguró que el número de bandas criminales que operan en el país aumentó de seis a 400 en 10 años.

Uno de estos grupos apareció recientemente en el Estado de México, que colinda con la capital del país. Las autoridades lo identifican como el cártel Nuevo Imperio y atribuyen su aparición a una ruptura del Cártel de Sinaloa, que en su momento lideró Joaquín “El Chapo” Guzmán Loaera, hoy preso en Nueva York, Estados Unidos.

“Esto es parte de la fragmentación, de haber quitado las grandes cabezas, que lo único que crea es la dispersión de intereses y hasta pugnas por lograr mejores atributos en los distintos ámbitos geográficos”, dijo Torres Landa.

El Nuevo Imperio comenzó a operar hace unos meses, a partir de la detención de “El Quinceañero”, operador de Dámaso López “El Mini Lic”, hijo de otro de los líderes del Cártel de Sinaloa del mismo nombre, explica un periodista de investigación especializado en crimen organizado en el Estado de México, cuya identidad prefiere reservar por seguridad.

 


Siete detenidos por su presunta relación con 13 asesinatos. Todos serían integrantes del Cártel Nuevo Imperio. Foto: Fiscalía de Homicidios del Estado de México

 


“El Quinceañero”, operador de uno de los líderes del Cártel de Sinaloa. Foto: PGR.

Este grupo está vinculado con al menos 13 asesinatos recientes ocurridos en los municipios de Huxquilucan y Naucalpan, y con “narcomantas” que aparecieron en distintos municipios conurbados de la Ciudad de México.

“Al día siguiente de la captura de ‘El Quinceañero’ aparecieron las primeras narcomantas del cártel Nuevo Imperio, en las que amenazaban a todos los demás grupos de esa zona”, dice el periodista mexiquense.

Como resultado de las investigaciones que emprendieron las autoridades a raíz de los homicidios y de esos narcomensajes, el pasado 9 de octubre Alejandro Gómez, Fiscal del Estado de México, informó sobre la detención de siete de sus posibles integrantes en el municipio de Cuautitlán Izcalli.

En su poder tenían armas cortas y largas, cargadores, cartuchos útiles, droga, teléfonos celulares, ropa táctica, cartulinas con mensajes amenazantes y tres automóviles.

Este nuevo cártel estaría encabezado por un hombre a quien identifican en las “narcomantas” como “El Comandante 7”. Sin embargo, no hay información oficial al respecto.

NARCOMENSAJES, LA PRIMERA PISTA

 

 


Dos cárteles poderosos y muchos pequeños generan el repunte de violencia en México, dicen estudiosos
Las autoridades detectaron a este grupo criminal a partir de una serie de mensajes en cartulinas localizadas en distintas zonas del Estado de México, donde presuntamente opera Nuevo Imperio.

Las autoridades aseguran que integrantes de este grupo extorsionan a comerciantes obligándolos a pagar “derecho de piso” –como se le conoce al pago a cambio de “seguridad”– y son los responsables de distintos homicidios ocurridos durante el último año.

Apenas en agosto pasado, en Cuautitlán Izcalli, la policía encontró un mensaje colocado al lado del cuerpo de un hombre asesinado y con signos de tortura. En Huixquilucan otra manta fue colgada en un puente ubicado en una exclusiva zona residencial conocida como Interlomas. Otras aparecieron en Tlalneplantla, Naucalpan y Atizapán.

En este último municipio fue detenido en julio pasado Nahúm Abraham Sicairos Montalvo, conocido como “El Quinceañero” e identificado como operador financiero de Dámaso López Serrano, hijo de “El Licenciado” Dámaso López Núñez, también uno de los hombres fuertes del Cártel de Sinaloa.

Fundado hace 27 años, el Cártel de Sinaloa se erigió como la organización de tráfico de drogas más poderosa en México. Pero la aprehensión de su líder, “El Chapo” Guzmán, lo ha llevado a una etapa de fragmentación y pugna, de acuerdo con las autoridades.

Ahora se disputan el control los hijos de “El Chapo”, Iván y Alfredo Guzmán Salazar, conocidos como “Los Chapitos”; Dámaso López Serrano y los operadores más cercanos de Ismael “El Mayo” Zambada.

 


Una de las “narcomantas” en la que Nuevo Imperio dejó sus advertencias

LA EXPANSIÓN

El Atlas de la Seguridad y la Defensa de México 2016, que elaboró el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), anota que en México había identificadas seis organizaciones dedicadas al tráfico de drogas en 2006, y cuatro años después aumentaron a 10, de acuerdo con el especialista en seguridad internacional Bruce Bagley, de la Universidad de Miami. Después, un informe de la Procuraduría General de la República (PGR) de 2014 registró un total de nueve cárteles que controlaban 43 bandas criminales, operando en todo el país.

Aunque no hay consenso entre los analistas de seguridad –apuntan los investigadores Jonathan D. Rosen y Roberto Zepeda en el atlas– “la mayoría coincide en identificar por lo menos a 13 que reúnen los suficientes recursos como para disputar el territorio con violencia”.

Pero estas cifras parecen conservadoras frente a un análisis de julio de 2017 de la organización Causa en Común, el cual advierte de la expansión del narcotráfico solo en el Estado de México y la capital.

 


Los tentáculos de los cárteles mexicanos podrían llegar hasta África, dicen funcionarios e investigadores
Causa en Común revela que en mayo de 2014 había nueve organizaciones criminales operando en 81 de los 125 municipios del Estado de México, y en la Ciudad de México la presencia del crimen organizado se limitaba a algunas zonas de las delegaciones Iztapalapa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Tláhuac.

Hoy, en cambio, hay 14 organizaciones criminales operando en 96 de los municipios del Estado de México, y 10 tienen presencia en las 16 delegaciones de la capital del país.

“Lo más grave es que, en al menos en 70 de estos municipios y delegaciones, opera más de una organización criminal, lo cual incrementa la probabilidad de enfrentamientos por la lucha de territorios”, escribió Víctor Manuel Sánchez Valdés en el análisis.

Torres Landa, de MUCD, atribuye esta fragmentación y expansión de grupos criminales a las políticas de corto plazo de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Al presentar los resultados de la Encuesta Nacional sobre Percepción de Seguridad Ciudadana en México, que se levanta desde hace 10 año, dijo que entonces “había más o menos seis o siete cárteles que se dividían el control del país”.

Ahora hay contabilizados 400, por lo cual “no debe sorprendernos que los niveles de violencia crezcan y el control de esas bandas se vuelva m

Rate this item
(0 votes)
Redacción

La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

 

Website: www.ecatepecradio.com