Te puede interesar

Pelucas púbicas y calcetines para penes: cómo grabar una escena de sexo en Hollywood Featured

06 May 2016
422 times

El sexo en el cine pueden ser una interesante herramienta narrativa, un estético complemento o un simple entretenimiento. Pero como muchos actores han reconocido, grabar estas escenas no siempre resulta tan cómodo ni tan placentero como sugiere el metraje final.

Para empezar, los amantes en cuestión cuentan con su propia audiencia en el plató. El director, el cámara, el sonidista, el asistente del director y el maquillador son algunos de los profesionales que asisten al encuentro, a veces junto a sus celosas o curiosas parejas, el tiempo que sea necesario.

Según estimaciones de Cracked al menos seis horas son necesarias para grabar una escena de 15 segundos. Entonces, si la fetichista '50 sombras de Grey' acumula unos 20 minutos de sexo en pantalla, calculen ustedes mismos... la cantidad de accesorios que esta y otras películas utilizan para ayudar a los actores a superar estos momentos de adulterada intimidad.

1. Pelucas púbicas

Según recoge 'Mashable', lejos de ser una herramienta de reciente creación el uso de las pelucas púbicas se remonta a la Edad Media. Concretamente, y de acuerdo con la guía 'The Oxford Companion To The Body', el invento se remonta a 1450, un momento en que la escasa higiene íntima invitaba a las venéreas campar a sus anchas. Para evitar los picores, las mujeres comenzaron a depilar sus partes íntimas y ocultar la ausencia de vello con pelucas; mientras que las prostitutas hicieron lo mismo, en su caso para cubrir las evidencias de enfermedades de transmisión sexual como la sífilis y la gonorrea.

De vuelta al séptimo arte, las pelucas púbicas son un accesorio especialmente útil para mostrar el sexo en otras épocas. Y es que la depilación parcial o integral del vello púbico hace difícil encontrar los mullidos felpudos de otros tiempos. Según publica 'The Daily Beast', Kate Winslet llevó una peluca púbica en 'The Reader', cinta ambientada después de la II Guerra Mundial; y Olivia Wilde confesó al 'Daily Mail' haber utilizado otra en sus comentadas escenas de sexo en la serie de HBO 'Vinyl', que transcurre en la década de los 70.

2. Bolsitas de modestia

Los actores suelen tapar sus vergüenzas con las conocidas en el mundo anglosajón como 'bolsitas de la modestia', es decir, unos calcetines que sirven para envolver el pene del intérprete en el clímax de la escena de sexo. Emilia Clarke, Daenerys Targaryen en 'Juego de tronos', ha señalado en repetidas ocasiones que aunque Jason Momoa, Khal Drogo en el drama fantástico de HBO, llevara uno de estos calcetines, no podía ocultar sus increíbles atributos. Textualmente, la madre de los dragones dijo a'Entertainment Weekly': "Vi su miembro, pero estaba cubierto por un suave calcetín rosa. Mostrarlo haría a la gente sentirse mal. Era demasiado fabuloso".

3. Ropa interior color carne

Ellas también cubren sus atributos con prendas similares. Anna Paquin, la protagonista de la serie de HBO 'True Blood', llevaba una especie de tanga del mismo color que su piel con los lados cortados según contó la actriz a Gawker. Las cámaras simplemente grababan desde los ángulos apropiados para que el truco no se viera. Recordemos que su personaje, la camarera telépata Sookie Stackhouse, se lo montó en las ocho temporadas de esta ficción fantástica con una larga lista de seres sobrenaturales entre los que se incluye el vampiro Bill Compton, el actor y marido de la actriz, Stephen Moyer.

4. Pezoneras

Si ha visto un escote de vértigo y se ha quedado pensando, ¿pero dónde está el pezón? La respuesta es oculto por un sofisticado cubrepezones. Estos pequeños parches adhesivos nacieron en los felices años 20 como un accesorio de fantasía utilizado por bailarinas de burlesque y cabareteras.

En el cine y la televisión se utilizan para ocultar los pezones de los intérpretes en las escenas de sexo, además de servir en ocasiones como un curioso divertimento. Kate Mara intentó hacer reír a Kevin Spacey llevando unas pezoneras con su cara en las escenas de sexo que compartieron en el drama político de Netflix 'House of Cards'. "Kevin quiere ganar cualquier juego y como siempre gana no se rio. Esperó a que el director dijera 'Corten' y entonces se rió", contó la actriz a 'Playboy'.

5. Balones de ejercicios

Porque antes de entrar a matar hay que practicar. El actor, guionista y director John Turturro contó en una entrevista oportunamente titulada 'Por qué las escenas de sexo son tan difícil de rodar' que en su película 'Romance & Cigarettes' pidió a Kate Winslet que se sentara en un balón de ejercicios para simular una escena de sexo. Una solicitud un poco peligrosa visto que, al final del rodaje, la pobre Winslet resbaló y cayó encima de un miembro del equipo.

 

6. Prótesis genitales

Los actores no solo utilizan dobles de cuerpo -es el caso del impactante desnudo de Lena Headey en el final de la quinta temporada de 'Juego de tronos'- sino que en muchas ocasiones se sirven de prótesis genitales para grabar las escenas de sexo. De acuerdo con 'The Guardian', estas piezas de silicona han ayudado a grabar en las escenas más subidas de tono de películas como 'La vida de Adèle' o 'Nymphomaniac'.

7. Compresas

La aclamada serie -también de HBO- 'Girls' es conocida por mostrar algunas de las escenas de sexo más explicitas y variadas de la televisión, como por ejemplo un anilingus. En la cuarta temporada de la serie, Desi (Ebon Moss-Bachrach) dio un beso negro a Marnie (Allison Williams). Para ocultar el cuerpo de la actriz y ofrecer un lugar donde apoyar la cara al actor, maquillaje y vestuario decidieron pegar una compresa al culo de Williams.

8. Agua de rosas y un spray de glicerina

Y para terminar la función, qué mejor que unos brillantes y aceitosos torsos. Según 'The Independent', la fórmula utilizada en la industria es una mezcla de agua de rosas y glicerina que, pulverizada sobre los actores, da la impresión de ser un atractivo y excitante sudor generados por la actividad sexual.

Rate this item
(0 votes)
Redacción

La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

 

Website: www.ecatepecradio.com